El papel del psicólogo como valor diferenciador Margarita Durá

El profesional de la Psicología como valor diferenciador:

El coaching es un modelo de intervención. La clave es disponer de herramientas precisas y habilidades específicas de exploración  investigación y recogida de información.

 “El cambio suele ser más sutil sabiendo exactamente donde realizarlo”

Nuestra formación nos avala para saber actuar sobre:

  • El comportamiento humano y sus bases fundamentales.
  • Las emociones y su repercusión en el pensamiento y en las acciones.
  • El aprendizaje y sus reglas.
  • La ayuda y apoyo (orientación hacia la ayuda y guía)
  • Diferenciar un proceso de coaching de una intervención de psicoterapia, es decir, podemos detectar si un cliente que viene a realizar un proceso de coaching es lo que necesita o mas bien requiere una intervención psicoterapeútica, porque tiene un cuadro de ansiedad, depresión…etc.
  • Casi todas las herramientas se fundamentan en la psicología  Gestalt, PNL, Análisis Transacional, Cognitivismo, Conductismo, etc.
  • tenemos una base filosófica importante del pensamiento de la humanidad y de sus principios.
  • En un proceso de Coaching se trata el cambio, la responsabilidad, el conocimiento de uno mismo, el cambio de hábitos  la toma de decisiones, la resolución de conflictos, el desarrollo…y esto es parte de nuestra profesión de psicólogos.

Tenemos trabajadas las habilidades necesarias de intervención:

  • Escuchar, Empatizar, Comunicar, Preguntar, Explorar, Investigar, Seguir, Liderar, Notar, Constatar, Apreciar el proceso, Evaluar.
  • Ir mas allá de donde se está en la actualidad.
  • Identificar que sería una mejora.
  • Saber como hacer algo significativo con el cambio, promover el desarrollo.
  • Los “juicios de Valor”, las herramientas que dan sentido al mundo.
  • Los “estándares” como sabre que lo he conseguido.
shared on wplocker.com