Qué es la psicoterapia Margarita Durá

A lo largo de las últimas décadas se han propuesto multitud de definiciones para referirse a la PSICOTERAPIA, entre ellas la de la  Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) organismo que la define como “un tratamiento científico, de naturaleza psicológica que, a partir de manifestaciones psíquicas o físicas del malestar humano, promueve el logro de cambios o modificaciones en el comportamiento, la adaptación al entorno, la salud física o psíquica, la integración de la identidad psicológica y el bienestar de las personas o grupos tales como la pareja o la familia”.

Cuando enfermamos, el dolor físico o la fiebre nos anuncian que algo en nuestro organismo anda desajustado. Una cosa parecida puede estar ocurriendo cuando nos percibimos ansiosos, estresados, deprimidos, obsesionados… La vivencia de sufrimiento, insatisfacción, angustia (cualquiera que sea su grado y manifestación) irrumpe en nuestra vida y nos sentimos perdidos y desorientados. Este momento de crisis desvela, en el fondo, un conflicto ocurrido en el contacto de la persona consigo misma y con el mundo. La manera como hasta ahora hemos funcionado (nuestro carácter) deja de sernos útil y los síntomas que se nos manifiestan en estos momentos pueden hacernos tomar conciencia de la necesidad de buscar ayuda e iniciar un proceso terapéutico.

La terapia es un espacio privilegiado donde podemos encontrar el apoyo y el acompañamiento que necesitamos para afrontar nuestra vida de una manera más saludable, recuperando el original sentido de nuestra existencia (el amor y el placer) y reconquistando el equilibrio entre lo que sentimos, pensamos y actuamos, de manera que establezcamos un contacto satisfactorio con nosotros mismos y nuestro entorno. En el espacio de intimidad del encuentro terapéutico, precisamos conceder importancia a la experiencia, al darnos cuenta y a la toma de conciencia de nuestras emociones, nuestro cuerpo, nuestros pensamientos y nuestras acciones. En definitiva, a toda la persona que somos para descubrir cómo nos estamos impidiendo el auténtico contacto con nuestro verdadero ser, sanar las heridas de nuestra historia personal y tomar la responsabilidad de nuestra vida.

El propósito es el de producir una mejora en la calidad de vida a través de un cambio en la conducta, actitudes, pensamientos o afectos.

Lo que sí nos importa es la persona, es decir tú, lo que tu haces y como tú puedes hacer diferentemente.

Y aunque no sepas distinguir claramente qué tipo de ayuda es más apropiada para ti – no importa, tenemos las habilidades para responder y adaptar lo que hacemos a cada persona y su situación y particularidad personal.

Con esta definición la psicoterapia se entiende como una disciplina que difiere de la fuerte creencia popular que, de una forma “simpática”, ilustra a los psicoterapeutas como expertos a los que la gente paga para que hagan exactamente las mismas preguntas e intervenciones que hacen los familiares y amigos, entre otros.

Algunos mitos y miedos sobre la PSICOTERAPIA

  • La psicoterapia es para personas que están locas.
  • La psicoterapia es para personas que están fatal y yo aún puedo con mi problema.
  • La psicoterapia es siempre de larga duración.
  • La psicoterapia induce a la dependencia del psicoterapeuta.
  • El psicoterapeuta es alguien que me va a decir lo que tengo que hacer para resolver mis problemas.
  • Si conozco el origen de mi problema, entonces puedo cambiar por mi propia cuenta, sin la ayuda de nadie.
  • Un método, modelo, escuela o forma de psicoterapia sirve para todo tipo de personas y problemas.
shared on wplocker.com