Psicóloga Psicoterapeuta Coach Margarita Durá

Es esa parte de nosotros que piensa demasiado, que analiza en exceso y que “lo intenta” con todas sus fuerzas, de tal modo que el empeño interfiere en la acción. Poner la atención en saber qué estás haciendo (en lugar de en qué deberías estar haciendo) de modo que puedas cambiarlo.

El coaching responde a la pregunta fundamental de “¿Cómo puedo ser mejor?”. Es la misma pregunta a partir de la cual comenzó la PNL. En todas las áreas de la vida hay personas excepcionales. ¿Cuál es la diferencia entre esas personas y la media? La Programación Neurolingüística buscó la respuesta en el modelado de esa gente excepcional para descubrir cómo hacían eso que hacían tan bien. ¿Cómo pensaban?¿Cómo utilizaban su cuerpo?¿Cuáles eran sus objetivos, sus valores y sus creencias acerca de si mismos y de los demás?¿Cómo empleaban el lenguaje? Partiendo de estas informaciones, la PNL construye modelos que funcionan. En otras palabras, si actúas como el modelo, tendrás la misma clase de resultados que ese modelo: excelentes

 

Las tres patas del coaching

Creencias, valores y objetivos constituyen las bases del coaching, de forma muy parecidas a las tres patas de un taburete.

1-       El coaching se centra en lo que deseas-tu objetivo-y en cómo conseguirlo

2-      El coaching te estimula a conocer tus valores y a vivirlos en el logro de tus objetivos

3-      El coaching cuestiona las creencias limitadoras y refuerza las positivas mediante tareas que proporcionan Feedback

Las tres patas de la PNL

Programación: porque el ser humano está condicionado o “programado” por sus recuerdos, experiencias, creencias, patrones de aprendizaje….

Y las técnicas de la PNL permiten reprogramarlo para desactivar lo limitante

Neuro: porque el cerebro genera redes de neuronas en donde se alojan las “representaciones” de lo percibido y sentido….

Y esas redes se pueden desactivar para activar otras nuevas conexiones.

Lingüística: porque el lenguaje es el medio con el cual el hombre elabora y archiva sus experiencias internas a través de él sostiene su comportamiento y disposición ante la vida….

Y puede cultivar un lenguaje nuevo que construya y nutra.

 De esta forma el nombre explica cómo se produce el condicionamiento y de qué manera puede cambiarse la conducta, superar limitaciones y alcanzar los objetivos a través de las técnicas que la PNL ha desarrollado

No es un conjunto de técnicas, sino una actitud. Esta actitud se relaciona con la curiosidad, con querer enterarse de las cosas, con decidir influenciarlas de manera que valga la pena. Todo puede cambiarse. Que el cambio resulte útil o no, es otra cuestión.

Capacidad para producir transformaciones rápidas y profundas. Qué es lo que hace posible el Cómo.

Construcción de habilidades

Al igual que la PNL, el coaching construye habilidades implementando cuatro de las presuposiciones fundamentales de la Programación Neurolingüística:

1-       Cada cual tiene los recursos que necesita o puede adquirirlos. El coach trata siempre a su cliente como si tuviese todos los recursos que necesita. No es el coach quien tiene la respuesta, sino el cliente. El coach le hace ver a su cliente la situación en la que se encuentra, trabaja con él sobre sus objetivos y valores, le señala dónde puede hacer cambios, lucha con los hábitos que le impiden avanzar y le apoya en los cambios que hace.

2-      En cualquier situación cada cual toma la mejor opción que puede. Ahora mismo todos estamos haciendo las cosas lo mejor que podemos. Cuando sabemos más y percibimos más opciones, la parte mejor de nosotros nos hace avanzar donde queremos ir. A menudo somos como el corredor que se esfuerza y corre bien, sólo que en la pista equivocada. Corremos perfectamente, pero en la dirección errónea.

3-      El comportamiento humano está dotado de propósito. Todos nos movemos por objetivos y valores: lo que queremos y por qué lo queremos. Eso es lo que conduce al cambio.

4-      Si quieres comprender, ¡actúa!. Esta es la última y tal vez la presuposición más importante, ya que, sin ella, todo lo demás no son más que bonitas ideas. Muchas personas comprenden por qué están atascadas, pero sin acción no pueden comprender cómo cambiar. Todo coaching que no genere un nuevo comportamiento es inútil.

Sin embargo, y a diferencia de la PNL, el coaching no consiste en aplicar una serie de herramientas, sino que es más bien una actitud, una relación basada en estas ideas. El resultado del coaching es la excelencia a largo plazo y la capacidad del cliente para avanzar por sí mismo, para ser autogenerativo.

 

 

 

shared on wplocker.com