Psicóloga Psicoterapeuta Coach Margarita Durá

Quién no conozca la Programación Neurolingüística (PNL), y al margen de las diferentes definiciones o etiquetas que pueda encontrar, ha de saber que nos estamos refiriendo a una metodología -o más bien a una práctica- orientada al propio aprendizaje de las personas. Y, ese aprendizaje, empieza por la propia persona, por comprender cuál es su manera de funcionar en la vida y por ir tomando contacto con sus aspectos más esenciales, es decir, sus recursos, que facilitarán la realización de su proceso de cambio. La PNL es una metodología observacional-fenomenológica que sirve para detectar la experiencia subjetiva de cada persona (lo que se llama “el mapa” o el “modelo de mundo”) y ayudarla a contactar con sus recursos, inmersos en su inconsciente, para ir avanzando en la vida. Tal y como dice Roberts Dilts, uno  de los mayores desarrolladores de la PNL, “las técnicas no transforman, la transformación viene sólo por los recursos”.

Así, el interés de la PNL se fundamenta en tomar conciencia e ir profundizando en el proceso de descubrir que nos hace tener un determinado tipo de experiencia y no otro, para iniciar un movimiento de cambio activando las facultades y habilidades de la persona en todos los niveles (conductas, capacidades, creencias, valores, identidad, sistema y consciencia), con las que, por el motivo que sea, perdió su conexión. La importancia, aquí, está en el propio proceso de transformación, en el cómo, que se ve facilitado si la persona tiene bien definidos los objetivos a los que quiere llegar (el qué). Todo este proceso se basa en el aprendizaje de la persona y, en PNL, se aprende a través del modelaje, de aprender de modelos. Gracias a ellos una persona aprende, valga la redundancia, todo aquello que le es realmente útil para su proceso de cambio. Por lo tanto, aprendizaje equivale a cambio.

La PNL no es un conjunto de técnicas, sino un cúmulo de experiencias que se han compilado, esquematizados y resumidos –es decir, modelado- para ofrecerlas a otras personas. Este planteamiento, que se va renovando y ampliando con el tiempo, facilita a la PNL una enorme flexibilidad y una gran capacidad de sinergia para ser utilizada en combinación con otros métodos. La terapia Gestalt, el Coaching o las Constelaciones Familiares, son algunas de las metodologías con las que la PNL tiene convergencias e interesantes puntos de encuentro.

La Gestalt fomenta el darse cuenta y el asumir la responsabilidad de lo que sucede y se hace desde el presente (que contiene el pasado), descubriendo los patrones que ya no son útiles a la persona, todo desde un trabajo profundo de autoconocimiento. Por su parte, la PNL también desvela aquellos “programas” caducos del pasado o formas de funcionar que ya no sirven e impulsa a la persona, desde el presente, a responsabilizarse sobre su proceso de vida y a aprender a hacer uso de sus capacidades, proyectándola hacia el futuro. De esta manera, el interés por lo fenomenológico, la experiencia de la persona, la comunicación verbal y la no verbal orientada al cambio, el trayecto de la estructura superficial a la profunda, el dialogo interno o el acceso a los recursos del inconsciente, son algunos de los puntos en que ambas metodologías coinciden. Todo ello, también en aras de una mejora de la comunicación de la persona consigo mismo y con los demás.

Si nos referimos al coaching, tiene asimismo significativos fundamentos de trabajo común con los elementos ya citados, además de que también se centra en el presente, se trabaja con preguntas y aprendizajes, se mira hacia el futuro, se facilita a la persona la actualización de su potencial interior y se propone la generación de formas de hacer y de hábitos nuevos desde la acción y el trabajo personal.

Ya hace años, y lo vemos materializado en la actualidad, que los terapeutas y los coaches se dieron cuenta de la importancia de formarse en diversas disciplinas, para disponer de múltiples herramientas y puntos de vista con los que enriquecer su labor profesional. Esta riqueza y complementariedad en el trabajo del profesional permite poder acelerar los procesos de transformación de las personas, facilitando que los cambios sean más rápidos pero también más eficaces y duraderos.

¿Qué es lo que hace de la PNL un método tan flexible?

La gran ventaja de la PNL es que no es una teoría sino una “praxis”, que fomenta principalmente el aprendizaje, dado que su desarrollo viene del modelaje, del aprender de modelos, mirando, captando y modelando lo que hacen otras personas, a través de las famosas neuronas espejo. Cuando uno sabe qué tipo de aprendizaje quiere, busca el modelo y lo aprende. Y eso se puede aplicar a cualquier contexto, por eso la PNL es tan rica, amplia y flexible.

¿Qué aspectos destacaría como más convergentes entre la PNL y la Gestalt?

Son convergentes desde el inicio. No olvidemos que quien desarrollo la terapia Gestalt, Fritz Perls, fue modelado por Bandler y Grinder, los creadores de la PNL. Tanto los gestálticos como los penelistas aprendieron de Perls. Son formas diferentes de aprender que llevan a lo mismo, en Gestalt se aprende por experiencia y en PNL por modelaje. En la Gestalt la PNL está implícita. Desde el lenguaje que manejaba Perls, las preguntas que hacía o de la manera de desafiar el sistema de creencias de la persona, que en PNL llamamos desafío y enriquecimiento del mapa personal.

¿Y respecto al coaching?

Cuando apareció el coaching, vimos que la PNL era una forma de coaching, porque comparten la filosofía de orientarse hacia el futuro y de desarrollar el potencial de la persona (que también lo tiene la Gestalt). La PNL dispone de mucha metodología para crear futuro y para reparar pasado, porque maneja continuamente la línea del tiempo, es decir, el pasado, el futuro y sobre todo el presente. La PNL nos permite saber que en el presente se puede vivir mejor si tenemos bien ubicado el pasado y proyectado el futuro, es decir, sabiendo de donde vinimos y hacia dónde vamos.

¿Qué herramientas de la PNL resultan especialmente útiles para cualquier proceso terapéutico combinado?

Yo diría que la herramienta más importante es el modelaje, es decir, saber cómo las personas lo hacemos para acceder a nuestros recursos internos. En PNL partimos de la premisa de que las personas tenemos todos los recursos que necesitamos para abordar los cambios que nos presenta la vida. Los diversos modelajes de la PNL permiten  que la persona pueda aprender fácilmente como llegar a disponer de esos recursos, que los tenemos, aunque a veces estén olvidados o escondidos en el sótano.

Si hablamos de los beneficios que ofrece la PNL, ¿qué  diría?

Que beneficia básicamente a la persona porque le aporta un mayor conocimiento de cómo funciona por dentro, como procesa la información, como actúa su neurología…eso nos ayuda a tener una comunicación más autentica, mas verdadera y facilita cambios. Autoconocimiento, comunicación y cambio. Ahí es donde se enfoca básicamente la PNL, pero no únicamente beneficia a la persona sino que acaba favoreciendo a todo su entorno.

¿En la práctica terapéutica, existe una opción decidida hacia la integración o colaboración entre metodologías?

Todas las metodologías que integro tienen puntos en común porque todas buscan el desarrollo y la mejora de las personas. Lo que cambia es el enfoque, unos lo abordan desde el cuerpo, otros desde el sistema, otros a partir de cómo han construido sus interpretaciones del mundo, pero las sinergias se dan porque todas apuntan al mismo sitio, al desarrollo de la persona, humana, relacional, profesional, social y espiritualmente. Además, hay aspectos comunes a todas las metodologías, como la escucha, el tipo de preguntas para obtener determinadas informaciones o los temas de rapport. Y, por supuesto, el desarrollo de la actitud del terapeuta o del coach, eso es básico.

¿Resulta adecuado disponer de distintos enfoques y métodos para facilitar mejor los cambios?

Desde hace años la tendencia es buscar sinergias y conjunciones entre las diversas metodologías. Actualmente, es muy difícil que un coach o un terapeuta utilice un solo método porque, aunque sea muy rico, también tiene su parte de déficit y se complementa con otros. La formación de un buen terapeuta o coach es una formación larga puesto que implica el conocimiento de muchos aspectos, desde los niveles sistémicos a los personales neurológicos, lingüísticos o corporales.

 

Programación: porque el ser humano está condicionado o “programado” por sus recuerdos, experiencias, creencias, patrones de aprendizaje….

Y las técnicas de la PNL permiten reprogramarlo para desactivar lo limitante

Neuro: porque el cerebro genera redes de neuronas en donde se alojan las “representaciones” de lo percibido y sentido….

Y esas redes se pueden desactivar para activar otras nuevas conexiones.

Lingüística: porque el lenguaje es el medio con el cual el hombre elabora y archiva sus experiencias internas a través de él sostiene su comportamiento y disposición ante la vida….

Y puede cultivar un lenguaje nuevo que construya y nutra.

 De esta forma el nombre explica cómo se produce el condicionamiento y de qué manera puede cambiarse la conducta, superar limitaciones y alcanzar los objetivos a través de las técnicas que la PNL ha desarrollado

No es un conjunto de técnicas, sino una actitud. Esta actitud se relaciona con la curiosidad, con querer enterarse de las cosas, con decidir influenciarlas de manera que valga la pena. Todo puede cambiarse. Que el cambio resulte útil o no, es otra cuestión.

Capacidad para producir transformaciones rápidas y profundas. Qué es lo que hace posible el Cómo.

Porque cada ser humano piensa de forma diferente. Cada ser humano codifica de forma diferente la información que le llega del mundo por estar mediatizado por el estado emocional y físico de ese momento, pero todos piensan a través de imágenes, sonidos y sensaciones táctiles, gustativas y olfativas. A esto se se llama sistemas representacionales

La DBM remodela, actualiza y mejora la PNL y el COACHING, añadiendo la HIPNOSIS ERIKSONIANA.  Añade un conocimiento y comprensión de cómo y porque funcionan dichas técnicas. Al comprender su funcionamiento, se incrementa drásticamente como proceder y la eficacia.

shared on wplocker.com